Traducción asistida por ordenador y traducción automática

La industria y servicios de traducción no son ajenos a un mundo en el cual la tecnología está cambiando a gran velocidad. Los servicios de traducción han utilizado herramientas de traducción asistida por ordenador y traducción automática desde hace mucho tiempo para cumplir plazos, garantizar adecuación terminológica y consistencia entre publicaciones, etc. Sin embargo, muchas veces esta tecnología está mal entendida por la gente que utiliza los servicios de traducción esporádicamente…incluso también algunos compradores habituales de servicios de traducción.

Frecuentemente, al hablar con clientes y amigos sobre la traducción, por lo general tienen una sola cosa en mente: Google Translate. Así, empezamos explicando que la traducción es un proceso humano y que, incluso con las herramientas de Google, todavía hay personas que se ganan la vida con la traducción. A continuación, le explicamos las ventajas del uso de la herramienta TAO (Traducción Asistida por Ordenador) para poder trabajar de manera más eficiente y gestionar algo muy importante y con frecuencia ignorado, la terminología propia de la empresa. La terminología de la empresa es, precisamente, la “marca” diferenciadora. Para los más recalcitrantes usuarios de Google Translate (cuyos términos de uso de datos posiblemente no hayan leído, o de lo contrario no usarían “servicios gratuitos”) ofrecemos a continuación un breve resumen de las diferencias entre una herramienta TAO y un motor de traducción automática.

Las herramientas de traducción de TAO ayudan a los traductores a hacer un uso coherente de la terminología. Todas las traducciones son hechas, línea a línea por una persona y según va traduciendo línea a línea, las frases se almacenan en una memoria de traducción (MT) que funciona como base de datos. Esta memoria de traducción o base de datos bilingüe resulta de gran utilidad cuando nuestro trabajo es generar una actualización o una nueva versión de un producto. La memoria de traducción sirve para recuperar las antiguas traducciones, o incluso frases similares. Gracias a ello, la terminología es consistente entre publicaciones, versiones y el cliente ahorra dinero. La terminología puede cambiar ligeramente por razones de marketing u otros factores. Con el tiempo, si el cliente utiliza servicios de traducción habitualmente, la memoria de traducción ha de actualizarse y revisarse para poder seguir haciendo un uso efectivo de ella.

La traducción automática, sin embargo, hace uso de las traducciones hechas por el hombre (traducción automática estadística) o reglas de relaciones entre distintas lenguas (traducción automática basada en reglas) que se aplican para ofrecer equivalentes entre palabras. En el primer caso, las traducciones y textos alineados se utilizan para entrenar el motor estadístico y cuando hay que traducir un texto nuevo, el motor traduce el texto, ya sea mediante el uso de las traducciones que son más frecuentes (estadística) o la aplicación de las reglas gramaticales (reglas). En ambos casos, el motor hace la traducción, seleccionando palabras y concatenaciones de palabras de aquí y de allá, con el efecto conocido por todos de que algunas frases no tienen sentido. La traducción automática ha dado buenos resultados en idiomas europeos occidentales, incluso con idiomas morfológicamente ricos como el alemán, pero todavía se enfrenta a grandes retos cuando los idiomas son muy dispares (japonés) o cuando la casuística es demasiado grande debido a un gran número de declinaciones y géneros, etc.

¿Cuándo debe un servicio de traducción utilizar memorias de traducción o traducción automática? Realmente depende de la finalidad de la traducción.

Si desea una traducción de alta calidad que vaya más allá del lenguaje y tiene en cuenta la cultura del país de destino, para que el público se sienta identificado con sus productos y la filosofía de la empresa, especialmente para los textos de marketing y áreas como como la farmacología o medicina, donde incluso un error de ortografía puede llevar a consecuencias fatales, le sugerimos que utilice servicios de traducción human y memorias de traducción. Nuestro consejo es automatizar ciertos procesos y siempre guardar una memoria de traducción a la que recurrir para consultas terminológicas en caso de necesidad.

Sin embargo, en casos de urgencia o cuando la necesidad de discernir lo que dice un texto es inmediata o no tiene mucho valor después de su uso, cuando no ha de preocuparse por la gramática o la ortografía, y no se le pedirán responsabilidades por la belleza del texto final, la traducción automática puede ser una solución para un trabajo rápido. En algunos casos, puede utilizar la traducción automática como un punto de partida para que la revise un traductor humano dentro de una herramienta TAO y almacene la versión final en una memoria de traducción de calidad humana. Este proceso se utiliza habitualmente si el motor de traducción automática ha sido configurado para un determinando campo (técnica, ingeniería, legal, etc) y puede proporcionar buenos resultados. Nuestra división de traducción automática PangeaMT puede ayudarle a desarrollar motores de traducción automática para aplicarlos en su negocio y publicar más rápido con total confidencialidad. Este proceso es conocido como posedición y permite que estas traducciones formen parte del corpus de entrenamiento del motor posteriormente, incrementando la precisión de la traducción automática.

Fuente: http://pangeanic.es/conocimiento/traduccion-asistida-por-ordenador-y-traduccion-automatica-mt-vs-ta/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s